Dios calma tu tempestad

El caminar de la vida con Cristo, en muchas ocasiones, no resulta ser tan fácil. El hecho de gritarle al mundo que eres cristiana y que amas a Dios, es como si gritaras: ¡soy perfecta! Muchos olvidan que somos humanas.

¿Te puedes identificar?

Foto para perfil Mujeres con DestinoCiertamente, tú y yo sentimos, pensamos, nos equivocamos y fallamos.  Por ejemplo, en ocasiones hasta suelo ser insensible a las necesidades de otros y también he sentido miedo. Es una sensación de angustia provocada por un peligro real o suposiciones. También ocurre por el hecho de engancharme a lo que hoy vemos en el mundo y a lo que las redes sociales nos informan. Eso pasa cuando cuando mi mente se desenfoca de lo que realmente tiene sentido.
¿Qué dice la Biblia? Marcos 6:45-51 expresa:

En seguida Jesús hizo que sus discípulos subieran a la barca y se le adelantaran al otro lado, a Betsaida, mientras él despedía a la multitud. Cuando se despidió, fue a la montaña para orar. Al anochecer, la barca se hallaba en medio del lago, y Jesús estaba en tierra solo. En la madrugada, vio que los discípulos hacían grandes esfuerzos para remar, pues tenían el viento en contra. Se acercó a ellos caminando sobre el lago, e iba a pasarlos de largo. Los discípulos, al verlo caminar sobre el agua, creyeron que era un fantasma y se pusieron a gritar, llenos de miedo por lo que veían. Pero él habló en seguida con ellos y les dijo: «¡Cálmense! Soy yo. No tengan miedo.» Subió entonces a la barca con ellos, y el viento se calmó. Estaban sumamente asombrados”.

‭¿Qué Dios me quiere decir?

Leer estas líneas habla tanto a mi corazón, me veo en medio de la tormenta esforzándome al remar y con el viento en contra.   A veces no puedo entender el proceso de las adversidades de la vida y aunque tengo una relación con Dios, a través de su palabra y la oración, aún así me veo fallida en la fe, pues mi humanidad sale.  Sin embargo, sé que Jesús está ahí. Así como liberó a sus discípulos de sus miedos porque los observó como clamaban. Llegará nuevamente en medio de todo y nos dirá: “Cálmense soy yo. No tengan miedo“.

¿Qué le tengo que decir a Dios?

Gracias por amarme y enseñarme que no hay fe pequeña. Tú observas y sabes hasta dónde puedo remar aunque esté en contra de todo.  Llegas a tiempo trayendo calma y gozo, a pesar que en el momento la tempestad se ve obscura. Tú le das el verdadero sentido a mi vida y puedo seguir gritando al mundo que me amas.

Por Elizabeth Pamanes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s