Dios calma tu tempestad

El caminar de la vida con Cristo, en muchas ocasiones, no resulta ser tan fácil. El hecho de gritarle al mundo que eres cristiana y que amas a Dios, es como si gritaras: ¡soy perfecta! Muchos olvidan que somos humanas. ¿Te puedes identificar? Ciertamente, tú y yo sentimos, pensamos, nos equivocamos y fallamos.  Por ejemplo,…